La incertidumbre generada por las próximas elecciones presidenciales, continúa afectando el panorama económico del país.
Las expectativas generadas por los cambios que podría realizar el nuevo gobierno electo en materia de política económica, aporta aún más incertidumbre al escenario económico futuro del país, dejando cierta quietud en la actividad económica.
A pesar de que el contexto de coyuntura continúa poco favorable, durante el primer semestre de 2015 el mercado de oficinas de Buenos Aires comenzó a mostrar los primeros síntomas de recuperación.
Los datos relevados muestran el inicio de una tendencia positiva en el precio de alquiler de oficinas clase A, registrando un incremento del 4,5% en el segundo trimestre del año.
El buen comportamiento de los precios está sustentado en el descenso de la tasa de vacancia durante los primeros seis meses del año. Esto es resultado de la demanda, que ha conseguido absorber 16.600 metros cuadrados, impactando de manera positiva en los indicadores del mercado.