Durante el primer semestre del año el contexto económico ha estado condicionado por las medidas implementadas por el nuevo gobierno.
La finalización del control sobre el mercado de cambio, los ajustes en las tarifas de los servicios públicos, el incremento del precio del combustible y la revisión de la política fiscal, ha ocasionado una contracción generalizada de la economía que ha aportado más incertidumbre al futuro económico del país.

Durante el último semestre entraron al mercado 77.500 m2de nueva superficie Premium que motivaron el aumento de la superficie disponible, elevando la vacancia hasta el 8,7%.
La absorción se mantuvo dentro del promedio registrado durante el último año y alcanzó los 70.300 m2, confirmando que el mercado continúa con una actividad similar a la del año 2015.